Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  BlooDan el Lun Ene 26, 2009 8:02 pm

Jaja hola Familia!!! ps nada mas aki posteando mi fan para conocer sus opiniones como la familia k son para mí, ste trabajo lo he posteado en los 2 foros de CM y ha te nido mucha aceptación, espero que aki sea igual, que lo lean y me dejen sus comentarios sale??? bno un bxo ennorme, ns estamos leyendo oki??? bye! Very Happy PD sta cooompletititito!!!!!



SITUACIONES Y ELECCIONES: Camino Hacia Un Final Feliz (JACOB BLACK)


1.- Derrotado

Correr, alejarme, eso era lo que ocupaba mi mente; no quería pensar en ello de nuevo… “Ella tenía miedo de herirte… hubiera deseado tener la posibilidad de elegir…” ¡Agr! Maldito chupasangre ¿Cómo podía quedarse tan tranquilo sabiendo que junto a él Bella corría tanto peligro? ¿Cómo se atrevía a enviarme la invitación a su boda y ese estúpido mensaje dándome las gracias? ¿En serio creía que iba a ir a esa ¡Agr!... boda?

No, no quería pensar más en aquello, deseaba que al entrar en fase todo quedara atrás, pero me equivocaba, siempre pensaba en ella. En que talvez al final me elegiría y se diera cuenta de lo que era mejor para ella… Pero me engañaba, su elección ya estaba hecha, y aunque le jure luchar hasta el final, hasta ese último latido suyo, la única verdad era que lo amaba y que yo había perdido.

Estuve corriendo día y noche por largo tiempo y de vez en cuando escuchaba a la manada:
- “Hermano, regresa” decía Quil.
- “Ella ha elegido, pero la vida sigue… Estamos contigo… Vuelve” Rogaban Sam y Seth.

Pero no quería contestarles, no quería escuchar, no quería volver, porque sólo faltaban dos días para la boda, lo sabia, escuche los pensamientos de Seth, Bella lo había llamado preguntando por mi, saber donde estaba… ¡Ja! Como si realmente le importara, ¿Por qué seguía insistiendo? Si prefirió al chupasangre antes que a mí, si realmente quería que volviera ¿Por qué me lastimaba casándose con Cullen?

Estaba exhausto, así que me detuve en una pradera, el último señalamiento que vi decía: Whistler 80 Km., si, en Canadá. El clima era diferente pero nada era demasiado para mí, esa era otra de las ventajas de ser lobo, había cazado poco lo cual era raro en esta forma pero con tantas cosas en la cabeza mis necesidades corporales pasaron a segundo plano. Aquí echado bajo un árbol deje todo a un lado y solo me concentre en dormir.

Al parecer había amanecido, no podía asegurarlo porque permanecía con los ojos cerrados pero escuchaba el canto de los pájaros, y así como estaba comencé a meditar sobre mis sueños: Sólo estaba yo en mi forma humana corriendo desesperado en círculos… eso era todo, aunque estaba cansado por la preocupación que en mi había causado pensaba que podría haber sido peor…

Me levante, me estire y bostece luego me dirigí a un pequeño cause de agua y bebí, pronto sentí que no estaba solo, al parecer Sam, Paul y Leah habían entrado en fase, el Alfa quería noticias sobre mí.
- “Hey Jake, hermano ¿Qué tal estas?” dijo Sam.
- “¿Ya por fin volverás? Pregunto con animo Paul.
- “Estoy bien, lejos y bien, pero no pienso volver…” Les conteste a ambos.
- “Oye chico, ya es hora de que madures y sepas que por esa traidora el mundo no se acaba” musitó Leah.
Una oleada de odio me sacudió por completo, y no me contuve.
- “Lo que esta pasando no es de su incumbencia, si estoy aquí es porque quiero y estoy harto de que me espíen y le cuenten todo a Bella y a su chupasangre, y tú Leah eres la última que debe meterse en esto… ¡Ocúpense de sus asuntos!”

No dije más y me aleje bloqueando de nuevo los pensamientos de la manada… Estaba muy enfadado y Leah con sus comentarios idiotas y sin sentido ¡Ah, es que realmente me sacaba de quicio!, después de correr un rato me detuve y me propuse calmarme, las voces en mi cabeza habían cesado y se habían sustituido por un ruido exterior al parecer me hallaba en las afueras de la ciudad, podía escuchar el ruido de los autos, me acerque lentamente a la carretera y pude ver algunas casas de madera, no había nada interesante con eso así que seguí mi camino por el bosque.

Estaba un poco hambriento así que dejé que mis sentidos me guiaran hacia una presa, no escuchaba nada cerca así que seguí deambulando, entonces un sonido de pisadas me sorprendió y corrí hacia él, pero me había equivocado no era un ciervo como pensaba; ese olor era inconfundible, era uno de ellos… un chupasangre.



2. Ira y Odio

Nos mirábamos el uno al otro a escasos metros de distancia, yo estaba en posición de ataque, mi propio instinto me obligaba a hacerlo, y él hacía lo propio, era un sujeto extraño, tan extraño y tan diferente a la vez con los Cullen que no sabía que esperar, aunque había luchado con neófitos hace pocos días. Era alto, de tez blanca como la nieve, el largo y despeinado cabello le caía en la espalda y sus ojos inyectados en sangre me enfocaron, el sabía lo que yo era, y yo conocía su naturaleza, con el enojo que me azotaba por dentro no lo pensé don veces y me fui contra él.

Era bastante rápido, pero yo estaba preparado, algunas fintas por aquí y por allá y conseguí arañar su espalda, pero no era suficiente, el era perfecto para desquitar la ira que sentía por dentro, deseaba destrozarlo de una buena vez pero vaya que era bueno, el también tuvo un golpe de suerte y me hirió parte del pecho, así que decidí terminar de una vez por todas con él, lo embestí y chocó contra un gran árbol y le arranqué con mis filosos dientes una de sus piernas, él soltó un aullido de dolor que me llenó de complacencia, trató de morder mi pata trasera, pero yo fui mas rápido y le arranque uno de sus brazos, su rostro estaba encolerizado, y lo golpee de nuevo contra el árbol y le arranque el único brazo que le quedaba, chilló de nuevo, después le arranqué el otro pie, y finalmente separé su cabeza de lo que quedaba de su cuerpo. Sabía que tenía que quemarlo pero no sabía como iniciar el fuego, así que me encargué de alejar cada uno de sus miembros lo suficiente del otro.


Después me alejé de ahí, aquella pelea me había hecho bastante bien, había desquitado toda la ira y odio que vivían en mí desde aquel día que salí de La Push, pensaba que había dejado atrás, en mi manada, en mi padre pero sobre todo en Bella, así que replantee mi situación y me propuse volver a la reserva cuanto antes.

Después de correr muchas horas hacia mi hogar, comenzó a llover, por lo que decidí quedarme a dormir en las afueras de una cueva, me acosté en el escaso pasto que crecía ahí y miré minuciosamente las gotas de lluvia hasta que me llegó el sueño.

Una gota de lluvia cayó sobre mi nariz, lo que me hizo despertar exaltado, pero solo eran las gotas de rocío que se escurrían por las hojas de los árboles me levanté rápidamente y continué con mi camino. Pasó bastante tiempo hasta que me dí cuneta que había regresa a Estados Unidos, faltaba poco para llegar, lo sabía, aunque no podía negar que estaba ansioso, preocupado, no sabía que me esperaba al llegar a mi hogar, talvez la manda se había enojado por lo que le había dicho a Sam, Leah y Paul ó tal vez, Bella y Cullen habían adelantado el día de su boda… no lo sabía, estaba en total incertidumbre, pero tenía que estar preparado para todo, incluso para lo peor.

Y fue pensando en eso como llegué a la reserva, vi las pequeñas casas dispersas por toda la zona, y vi la play, el acantilado, el cual me hizo recordar lo sucedido hacia pocos meses, cuando Bella me visitaba en La Push y cuando la salvé después de tirarse del acantilado… El sentimiento barrió mi mente por completo era inevitable, pero aún así me obligué a seguir y no derrumbarme.

Cuando estuve los suficientemente cerca llamé a mis hermanos lobos con un aullido y Sam y Brady se transformaron:

- “Excelente Jake, has vuelto” comentó Brady
-“Sabía que lo harías” dijo Sam
- “Sí, estoy de vuelta, pero ¿podrían conseguirme ropa para regresar a mi casa?” comenté sarcásticamente.
-“Claro, estamos cerca de tu casa, ven rápido” exclamo Brady

Así que sin más preámbulo me dirigí hacia allí, conocía su posición exacta, y ahí estaban Sam, Brady y toda la manada, esperándome, dándome la bienvenida, una que en verdad no merecía, y antes de poder decir algo Seth me interrumpió…

-“Hermano tenemos algo que decirte…”



3. La Sra. Cullen

-“Aguarda Seth”- musitó Sam y continuó:
-“Dejen que salga de Fase y se vista para tener una charla como se debe”.
Brady se acercó y puso en mi hocico la ropa, así que me sumergí un poco entre los árboles para regresar a mi forma humana y vestirme.
Lo sabía, algo había pasado en mi ausencia, >Preparado para lo peor< me repetí a mi mismo, pero esperaba que no fuera aquello que temía, yo… tenía que enfrentarlo y entre más pronto mejor, así que regresé donde me aguardaba la manada.

- ¿Y bien?- dije secamente
-“Mmm hermano, bueno antes que nada estamos muy felices de que hayas vuelto, ya te…”-
-“Basta Seth, ¡Al grano!”- Grite. Serio, preparándome.
-“Oohh, si bueno, es que… Edward y Bella se casaron ayer… lo siento Jake” dijo.

Un estrépito recorrió mi espalda, sentí el calor y la electricidad bajar por mi espina dorsal, estaba luchando por controlarme, tenía que respirar y calmarme, pero las punzadas de dolor se me clavaban como cuchillos, mientras mi corazón y mi esperanza se rompían como un fino cristal.

-“Ella sabe que regresaste y… está en casa de Billy, ella ejem… quiere hablar contigo”- Dijo Quil en casi un susurro.
-“¡Nooo!” – Solté un grito.

Era lo único que faltaba, sabía que algo así podría suceder, pero esperaba que no, yo no quería verla y sentir más fuerte esta agonía, pero era lo mejor, ir, hablar con ella y terminar con todo esto de una buena vez, así que sin decir palabra atravesé los metros que me separaban de la casa de mi padre.

Ni siquiera tuve que entrar pues afuera estaba estacionado un coche negro, lujoso, un Mercedes creo, no le preste la suficiente atención por que ella salió del asiento del piloto y una sonrisa radiante llenaba su rostro, y en su mano izquierda su anillo de bodas.

-“¡Jake!”- Gritó y corrió hacia mí.

Me abrazó y yo me alejé…
-“¿Qué quieres Bella?”- Pregunté irritado y su expresión cambió a una mueca de dolor.
-“Estoy feliz de que hayas vuelto, no podía soportar pensar que por mi culpa te habías marchado”- musitó.
-“Pues no creo que hallas estado tan triste, digo, si ya te casaste con tu sanguijuela…”- repliqué.
-“Jacob, por favor escúchame”- Suplicó.
-“¿Qué me vas a reprochar el no haber ido a tu boda?”-dije en tono sarcástico. Y sus ojos se llenaron de lágrimas.
-“¡No! Yo solo quería decirte que lo siento, y que me voy a la Universidad… yo solo quería que me perdonaras…”- Dijo entre sollozos.

En el silencio sentí el remordimiento, antes de irme le había prometido respetar su decisión, pero no podía cumplirlo, estaba en contra de su relación, no era saludable para ella, ni para él y mucho menos para mí, y lo peor aún no sucedía… Sabía que detrás de la “Universidad” estaba su conversión.

-“Ya lo sabes Bella, estoy en contra de esto, puedo soportar que sea tu novio, que lo ames e incluso que te cases con él, pero jamás dejaré que te conviertas en uno de ellos…”-dije tajante.
-“No estoy pidiendo que me des permiso Jacob, voy a irme y mi deseo es ser como ellos, como mi nueva familia, y ni tú ni nadie me hará cambiar de idea.”-
-“Entonces ¿Por qué vienes aquí y me dices esto?, ¿Qué a caso quieres matarme de dolor?... Pues créeme, ¡estás a punto de lograrlo Bella!”-
-“¡Basta Jacob, por favor no digas eso jamás!”-
-“Bien, pero sabes lo que pienso y cuando te conviertas en una chupasangre dejarás de ser tú, mi mejor amiga, mi alma gemela, la mujer a la que amo, dejarás de ser mi Bella, y seremos enemigos. Así que si esa es tu decisión ya no tengo más que decir…”-

Miré aquel rostro que amaba tanto por última vez y entré llenó de pesar a mi casa.

Dentro estaba mi padre mirándome, con esos ojos viejos, llenos de sabiduría:
-“Hiciste lo que tenía que hacer, no te sientas culpable, ella ha elegido su camino y tú el tuyo, así es como deben ser las cosas hijo…”-

Fui hacia él y lo abracé, era la primera vez que mi padre me daba un consejo realmente bueno, sus palabras estaban llenas de razón y realidad eso era todo.
Me aparté de él y fui a darme un baño, era extraño regresar a mi forma humana después de haber estado tanto tiempo como lobo.
Cuando terminé de ducharme me di cuenta de que Billy había preparado la cena, el olor hizo que notara el hambre que tenía, así que fui directo al comedor.
-“Oh Jake, supongo que estás hambriento, vamos siéntate, ya serví la comida.- Dijo.

El filete estaba exquisito y después de servirme cinco raciones quedé satisfecho. Le dí las gracias y buenas noches a mi padre y me fui a la cama. Estaba realmente exhausto, después de haber dormido en el bosque tantas noches mi colchón se sentía como las nubes y antes de pensar si quiera, me quedé dormido.

Un tenue rayo de sol entraba por mi ventana y me despertó, miré el reloj que estaba en el buró: las 2:00 pm. ¡Woow!, eso era dormir, pensé para mis adentros. Me quedé ahí tumbado mirando hacia el techo, contando las vigas que conformaban mi casa, hasta que decidí levantarme y vestirme.

Caminé hacia la cocina para prepararme algo de comer y encontré una nota de mi padre:



Jacob:

No quise despertarte, estoy con Sue, hay bastante comida
En la alacena. Regreso al Anochecer.

Billy.

Me preparé media docena de huevos y mientras los comía volví a leer la nota, era bueno que mi padre se hubiera marchado, así no tenía que dar explicaciones de mi comportamiento y lo sucedido ayer con Bella y la manada.

Cuando terminé decidí dar un paseo, caminar era una buena manera de pensar y despejarme, supuse que mis hermanos lobos habían decidido darme un tiempo a solas, así que tenía que aprovecharlo.
Comencé a vagar por First Beach, había bastante gente porque era periodo vacacional, vaya, lo había olvidado, lo bueno era que nadie me prestaba la suficiente atención.


Después subí hacia la carretera y caminé por la orilla del camino. Estaba pensando en la discusión con Bella, en que muy pronto dejaría de ser humana y que pasaríamos a ser enemigos naturales, pero algo me desconcentró, una voz…

-“¡Hey!, ¿Podrías ayudarme?”-

Giré para ver quien era, entonces todo lo que sabía ó pensaba saber de la vida cambió totalmente…
avatar
BlooDan

Femenino
Cantidad de envíos : 8
Edad : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  BlooDan el Lun Ene 26, 2009 8:05 pm

4. Imprimado


Estaba pasmado, una ola de sentimientos recorrió pulgada a pulgada todo mi cuerpo, ahora todo estaba claro, la tristeza y desesperación que hacia segundos nublaban mi mente se habían ido, solo pensar en la chica que estaba frente a mi: 1.70 aproximado, con un ligero bronceado, y su cabello castaño claro desvanecido hasta su hombro, unos ojos miel enmarcados por sus pestañas rizadas y una linda sonrisa rodeada por unos hermosos labios rosados.
Esto era una experiencia extrasensorial, me sentía como un ciego que ve por primera vez el sol, como un invalido que vuelve a caminar, me sentía como un loco enamorado, y sabía que debía estar con ella, cuidarla, permanecer a su lado y si ella me lo permitía amarla y hacerla feliz a cualquier precio.

- “¿Oye podrías ayudarme?”- volvió a preguntar.
- “Claro, dime que pasa”- salí de mi trance.
-“Es el auto, es de mi padre, tiene una falla ó algo no se que hacer”- se quejó.
¡Woow! Era mi día de suerte, encontrar a la chica de mis sueños y ayudarla con algo que me salía tan bien como la mecánica, ¡ja! Eso si era suerte.
-“Claro, permíteme echarle un vistazo”- musité.
Ella se hizo a un lado y pasé junto a ella para abrir el cofre, su perfume olía increíble: Flor de Cerezos, mire al interior del cofre revisando cada una de las funciones para encontrar la falla, al parecer su auto tenía un problema eléctrico, si se había acabado la batería de su Mazda negro.

-“Tu batería se acabó, puedo ir por mi auto y mis cables para pasar corriente…”- dije pensativamente.
-“¿En serio? Eso sería increíble”- y una sonrisa iluminó su rostro.
-“OK, volveré pronto.”- dije y salí corriendo de ahí.

En menos de 5 minutos llegué a mi casa y me dirigí al garage y ahí estaba mi VW Rabbit, tomé los cables y salí acelerando. Regresé ahí rápidamente, solo habían pasado 10 minutos y a quería verla de nuevo, y ahí estaba, esperándome.

-“¡Woow! Si que eres rápido, pensé que estaría aquí por media hora ó más”- dijo sorprendida.
Solté una carcajada y abrí el cofre de mi auto para conectar los cables.

-“Oohh, que mal educada soy, me llamo April”- dijo.
-“Soy Jacob, y estoy encantado de conocerte”- le respondí.
Y claro que lo estaba, genial sabía su nombre, ahora solo faltaba decirle que yo era un hombre lobo.

-“No te había visto por aquí, ¿vienes de vacaciones?”- pregunté entusiasmado mientras “revivía” su Mazda.
-“Así es, bueno en realidad estoy mudándome acá porque a mi padre le ofrecieron un trabajo aquí, así que creo que aquí viviré un tiempo”- dijo, pero no pasé por alto el tono de tristeza de sus palabras.

La tristeza que veía en sus ojos, me hizo sentir mal a mi también, pero eso cambiaría pronto, yo me aseguraría de que ella estuviera bien y feliz en su nueva vida, en la playa, con los quileutes, conmigo.

-“No estés triste, ya verás que no es tan malo, piensa que puedes conocer amigos, es más yo quiero ser tu amigo”-dije sonriéndole.
Y más que eso, pensé para mis adentros.
-“Muchas gracias, es que apenas comencé a mudarme y no he tenido mucho tiempo de conocer muy bien, talvez tu puedas ser una clase de guía y mostrarme los lugares que conoces…”-
¡¡Si!! Grité en mi mente, era lo que necesitaba, verla de nuevo y que mejor excusa para estar a su lado que llevarla a dar una vuelta por la reserva.
-“Claro, suena bien, ¿te parece mañana?”- pregunté esperanzado.
-“Genial, no tengo planes para mañana, que tal si nos vemos en First Beach a las 12:00”-
-“Es una cita”- concluí entusiasmado.

Cuando terminé de pasar corriente a su auto quité los cables y cerré su cofre y el mío.
-“En serio, no se como agradecerte esto…creo que te debo una Jacob”- dijo sonriendo.
Al oírla pronunciar mi nombre se me hizo un nudo en la garganta y mi estómago se llenó de mariposas, así que solo asentí y mostré una amplia sonrisa. Entonces ella miró su reloj.

-“¡Dios!, es bastante tarde, ya tengo que irme pero… te veré mañana ¿verdad?”-
El tono de esperanza y ansiedad en su voz me hizo estremecer…de alegría.
-“Claro, ahí estaré a las 12:00”-
-“Bueno, entonces, hasta mañana”-terminó.

Subió a su auto y me quité del camino para que se fuera, frenó donde me había quedado y me dijo adiós con la mano y con una sonrisa en el rostro, yo le devolví el gesto. Pasaron cerca de 5 minutos hasta que salí de mi ensueño, pero su rostro aún estaba en mi cabeza, sus ojos, su sonrisa…ella era simplemente hermosa.
Entonces noté que el anochecer se acercaba, así que entré a mi auto y me dirigí a casa.

Cuando llegué pensé que encontraría a mi padre ahí, pero al parecer Sue también lo había invitado a cenar, así que sin pensar me quité la playera y los tenis para entrar en fase, tenía que hablar de lo sucedido con la manada, alguien que me entendiera: Sam, Quil, Jared…

Seth, Sam y Jared estaban en fase y en un segundo contestaron:
-“Vaya hermano, ya era hora”- dijo Jared entre risas.
-“Con que… otro imprimado ¿Eh?”- continuó Seth.
-“Excelente Jake, era lo que te hacía falta”- musitó Sam.
-“Ya basta, por favor ó harán que me sonroje”- dije en tono burlón y todos rieron en mi mente. Estaban en el bosque en camino hacia la casa de Emily.
-“Hey, que tal si nos platicas lo que pasó en casa de Emily”- sugirió Seth.
-“¡Ja! Como si no lo supieran ya”- dije entre risas.
-“Bueno, siempre es mejor escucharlo de viva voz, aparte hay que decirle al resto de la manada ¿no crees?- dijo Jared.
-“Seguro, bien, bien entonces haya voy…”-

Yo estaba más cerca de casa de Emily así que llegué primero y salí de fase para esperarlos, pero en menos de lo que pensaba aparecieron los tres ya en su forma humana. Sam me abrazó al igual que Seth, Jared me hizo un guiño y entramos a la casa.
Ahí estaban todos los demás: Brady, Quil, Embry, Collin, Paul e incluso Leah, mientras Emily cocinaba como de costumbre, olía exquisito.

-“Vaya, que milagro Jake”- dijo Embry.
-“Nos tenía preocupados”- musitó Collin.
-“Hola Jacob, ¡me da mucho gusto verte!”- soltó Emily y fue hacia mi para abrazarme.
-“¿Están bien?, hay algo raro ya digan que pasa”- dijo al fin Brady.
-“Está bien hermanos, les tengo una excelente noticia: ¡Jacob se ha imprimado!”-Sam habló.
Todos se quedaron en silencio expectantes, excepto Leah que bufó en un tono exageradamente alto.
-“Eso es genial hermano”- gritó Quil.
-“Entonces las leyendas son muy ciertas…”- dijo pensativamente Brady.
-“Eso seguro, eres el cuarto Jake”-suspiro Jared.
-“Pero bien ¿Cómo fue? Cuéntanos como pasó”- insistió Embry.

Sam, Jared, Seth y yo caminamos a la mesa y nos sentamos mientras Emily ponía pescado frito y pan sobre la mesa, cada quien tomó su ración y yo comencé a relatar mi “Crónica de Imprimación”. Al terminar todos se habían quedado en silencio… de nuevo.

-“Entonces… ¿mañana la verás de nuevo?- preguntó Emily.
-“Así es, ya no puedo esperar”- dije ansioso.
Ella me sonrío, se levantó de su asiento y comenzó a recoger la mesa y luego a lavar los platos.
-“Ya te tocaba Jake, era lo justo”- dijo Jared y continuó: -“Bueno, ya sabes después de todo lo que pasó con ejem… Bella, creo que era lo justo, simplemente eso.”-
Entonces me acordé de ella, pero no con dolor sino con añoranza porque la última vez que había visto a mi mejor amiga no habíamos quedado en los mejores términos, tenía que disculparme y hablar con ella lo más pronto posible, antes de que se marchara.
-“Pues si, era lo justo, eso creo”- dije pensativo levantando los hombros.

Unos minutos después todos comenzaron a levantarse, era tarde y todos queríamos marcharnos a casa a dormir un poco. Me despedí de todos y salí de casa de Emily, sin que antes me desearan suerte de mi cita de mañana. Entré en fase para llegar más rápido a mi casa, en ella mi padre ya se había ido a dormir así que yo me dirigí a mi cuarto para descansar, porque mañana me esperaba un día muy especial, un día con April. Me acosté en mi cama y comencé a recrear lo sucedido hoy en mi mente, cerré los ojos, vi su cara, su cabello, sus ojos, su sonrisa y dejé para el final sus labios… hasta que me quedé dormido.
avatar
BlooDan

Femenino
Cantidad de envíos : 8
Edad : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  BlooDan el Lun Ene 26, 2009 8:06 pm

5. First Beach

El reloj marcaba las 10:00 AM. Cuando me desperté y me puse en pie, el día estaba increíble con cielo despejado y el Sol abriéndose paso por las escasas nubes. Fui directamente a bañarme y cuando terminé me vestí, como un día normal: con unos shorts caqui, una playera azul y mis tenis; fui a la cocina y ahí estaba mi viejo, cocinando.

-“Buenos días Jake”- me saludó con una sonrisa sospechosa.
-“¿Qué tal viejito?”- le contesté alegremente, lo cual era extraño, estar de buen humor… era inevitable.
-“¿Vas a salir?”- preguntó Billy.
-“Vamos papá… no me digas que aún no lo sabes, ya dime quién fue el chismoso”- el sonrió y luego me respondió.
-“Está bien, está bien, hace un rato llamó Seth para desearte suerte y pues… terminó contándome lo que pasó y los planes que tenías para hoy.” Dijo, y después se quedó callado esperando mi reacción. Tal vez pensó que me pondría como una fiera y empezaría a romper todo lo que hubiera a mi paso, y sin embargo solo sonreí lo que lo dejó pasmado.
-“Supongo que Seth ya te contó los detalles… creo que me ahorró mucho trabajo ¿eh?”- solté mientras le ponía miel a mis Hot Cakes y me llevaba uno entero a la boca.
-“Estoy muy feliz por ti hijo, no sabes cuanto”-
-“No Irás a empezar con sentimentalismos ¿verdad viejito?”- ambos reímos y seguimos desayunando en silencio.
-“Creo que deberías hablar con Bella, Jake”- Billy rompió el silencio y se me hizo un nudo en la garganta, mi padre tenía razón, debería llamarla y decirle que lamentaba lo que le había hecho y tenía que hacerlo pronto, antes de que se marchara.
-“Eso haré”- le dije a mi padre y me dirigía a lavarme los dientes.

No podía estar triste por Bella, seguro que las cosas se arreglarían, lo bueno e importante era April, volver a verla, eso cambió todo en mi interior, como cuando cambias de canal de televisión, eché una mirada al espejo y me sentí algo idiota, ya que yo no era el tipo de personas que acostumbra mirarse al espejo antes de salir de su casa, y entonces vi el reloj: 11:20, me despedí con la mano de mi padre y salí de mi casa.

Comencé a caminar lentamente hacia First Beach, al llegar me senté en una piedra para esperar a April, y de nuevo pensé en su rostro y su sonrisa, era inevitable, era como estar en el desierto y no pensar en agua. Entonces alguien pronunció mi nombre y salí de mi ensoñación.
-“Jacob”- era ella, caminaba hacia mí, estaba radiante con un vestido lila que llegaba a su rodilla y su cabello recogido en media cola con un listón.
Una serie de reacciones en cadena explotaron en mi interior cuando miré su rostro: felicidad, ansiedad, protección, cariño…amor. Me levanté de la roca y fui a su encuentro.

-“Hola April, me da gusto verte…de nuevo”- dije.
-“Yo también estoy feliz de verte Jacob”- me sonrió
-“Y bien, ¿Qué haremos hoy?-“preguntó ansiosa.
-“Que te parece si damos una vuelta por la playa primero”-
-“Excelente, vamos”-

Comenzamos a caminar por la orilla de la playa muy cerca de las olas.
-“Cuéntame algo sobre ti Jake”-murmuro
-“Mmm... ¿Que quieres saber?”-
-“¿Qué hay sobre tú familia?”-
-“Vivo con mi padre Billy, y tengo 2 hermanas Rachel y Rebecca. Rachel estudia en Washington y Rebecca está casada, vive en Hawai”-
-“¿Y tu mamá?- preguntó sutilmente.
-“Murió hace un tiempo en un accidente automovilístico”- susurré.
-“Lo siento Jake, no tenía idea”- dijo, mientras palmeaba mi hombro.
-“¡Ja! No te preocupes, pero dime ¿Qué hay de ti?”-
-“Vivo con mis padres: Adam y Sarah…y con mi hermano Daniel”- dijo sonriéndome.
-“Y… ¿Qué haces en tus tiempos libres?”- me preguntó despistadamente.
-“Salgo con mis amigos ó doy un paseo en moto”-
-“¡Wow! ¿En serio tienes una moto?”-
-“¡Claro! ¿Te gustan las motos?”-
-“Pero claro, siempre he querido subirme a una”-
-“Cuando quieras. Es más ¿que tal si vamos al acantilado en ella para ver el atardecer?”-dije mientras señalaba el risco.
-“¿Es en serio? ¡Claro eso sería genial!”-
-“Así que… ¿En dónde vivías antes de venir a la reserva?”- Estaba entusiasmado, quería saber todo sobre ella, pero tenía que ser paciente repetí a mi mismo.
-“En Seattle, toda mi vida he vivido ahí, es el único lugar que conozco, de hecho es la primera vez que me mudo, siempre había vivido en la misma casa, esto es realmente nuevo para mí”-
-“Vaya… creo que es un gran cambio, pero descuida ya verás que no es tan malo, ya tienes un nuevo amigo”- le contesté mientras me daba unas palmaditas en el pecho.
-“Gracias Jacob, gracias por ser mi amigo”- murmuró y sus mejillas tomaron un lindo color rosa.

Nos quedamos en silencio mientras caminábamos por la playa, el agua del mar casi nos tocaba los pies y el aire se alzaba imponente bañándonos en una ligera brisa con olor a brea, madera y flor de cerezos.

-“Dicen que esta tribu tiene muchas leyendas ¿Es cierto Jake?”- rompió el silencio.
-“Si, hay muchas leyendas sobre los inicios de nuestra tribu, nuestros antepasados y de los lica…”- paré en seco.
-“¿Licántropos? Y dime ¿Son ciertas?”-
-“Mmm, algunas, bueno sí, la mayoría.”-
-“Ya veo… Algún día me las contarás ¿Verdad?”-
-“Seguro, Seguro”- dije con una sonrisa.
-“Hey pero no creo que mi vida sea tan interesante, mejor cuéntame sobre ti, ¿Con que eres la hermana mayor?”-
-“Si bueno, Daniel tiene 9 años, pero es un gran chico, lo quiero mucho”-musitó.
-“Esto es raro, por lo general los hermanos se llevan mal ¿no?”- le pregunté mientras recordaba mi infancia y las peleas con Rachel y Rebecca.
-“Mmm pues entonces soy toda una freak, porque Dan y yo nos llevamos increíble, ya verás cuando lo conozcas”- contestó pensativamente. Así que ella tenía la intención de incluso de presentarme a su familia, ¡Bien! Todo jugaba a mi favor… por ahora.
-“¿Entonces tu si peleabas con tus hermanas?”-
-“Uff, si seguido”-
Me puse a contarle mis “lindas” experiencia de la infancia: mis peleas con Rachel y Rebecca y ella parecía estar muy divertida y contenta, y yo tampoco cabía de la felicidad, pues verla contenta y sonriendo era una alegría para mi. Todo estaba en calma hasta que sonó su teléfono celular.

-“¿Bueno?”- dijo levantando la bocina y pidiéndome disculpas, al parecer era su madre, Sarah, no sabía lo que le decía, pues April solo asentía con la cabeza y decía “Sí” ó “Claro” de vez en cuando. Pasó como un minuto hasta que ella colgó y me miró.

-“Mmm Jacob, mi mamá quiere que la acompañe a hacer algunas cosas, pero a las 4:00 PM estoy libre para nuestro plan de ir en moto, no quería irme pero…”- murmuraba lentamente.
-“No importa, esta bien, entonces te veré a las 4:00PM”- dije sonriéndole, no quería ponerla entre la espada y la pared y de todos modos nuestro plan seguía en pie ¿Para qué hacerle las cosas más difíciles?
-“¿Que te parece si nos vemos aquí mismo a las 4:00?”-
-“Me parece bien Jake, gracias, de verás”-
-“No hay problema”- susurré y entonces ella me tomó desprevenido, besó mi mejilla y salió corriendo antes de que yo pudiera hacer algo.

Llegar hasta mi casa me tomó 20 min. Cuando generalmente llegaba en 5. Pero estaba aturdido como cuando te ponen anestesia general y apenas eres consiente del exterior y de las reacciones de tu cuerpo, eso sin contar la batalla campal de mi estómago es como si hubiera mil colibríes revoloteando en mis entrañas, me sentía raro, y eso que solo había sido un beso… en la mejilla.

Pasé por el umbral y mi casa estaba desierta, Billy comiendo con Sue, eso ya era una especie de tradición, una costumbre, pero al viejo no se le pasaba nada y había dejado una nota pegada en el refri.

“Llámale a Bella, arregla las cosas”

Vaya ese era un asunto que llevar a cabo y entre más pronto mejor. Me dirigí a la sala, tomé el teléfono y comencé a marcar pero colgué. Lo más seguro sería que estuviera en casa del Dr. Cullen, así que rebusqué entre los papeles que había junto al teléfono y ahí estaba en una hoja que el mismo me había dado, el número de su casa y el de su celular, eso hacía poco, cuando por proteger a Leah de los neófitos acabé como un costal de huesos rotos, y él había sido mi “médico de cabecera”, ironías de la vida.

Tomé el auricular y marqué el número, respiré hondo mientras sonaba el tono, y entonces alguien contestó...
avatar
BlooDan

Femenino
Cantidad de envíos : 8
Edad : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  BlooDan el Lun Ene 26, 2009 8:06 pm

6. Citas

-“¿Bueno?”- La voz que emitía el auricular era aguda como la de un soprano.
-“Alice, hola ¿Esta Bella?“-
-“Jacob… si bueno, ella está… iré por ella aguarda”-

Pasaron como 20 escasos segundos y la voz de Bella pronunció mi nombre a través del teléfono:
-“¡¡Jacob!! Pensé que ya nunca me hablarías de nuevo…”-
- Bella, necesito pedirte perdón por lo de la última vez… me porté como un animal”-
-“Te perdono, no puedo estar enojada contigo Jacob, lo sabes pero tienes razón te portaste como el lobo que eres”- Ambos reímos y me sentí muy feliz de arreglar las cosas con ella antes de que fuera tarde.

-“Tengo mucho de que hablarte Jake, en serio”-
-“Yo también, han pasado cosas Bella”-
-“Pues cuéntame, vamos Jake”-
-“Me gustaría verte y charlar… ¿Podríamos?”-
-“No lo se Jake…yo…”-
Al parecer una discusión ocurría al otro lado del teléfono escuché la voz de Edward, aunque no podía entender sus palabras. Todo quedó en silencio, luego una voz:

-“Jacob”- era Edward, con ese tono de aplomo que ocultaba su enojo; yo lo conocía mejor que nadie.
-“Edward me gustaría ver a Bella y hablar con ella espero no te moleste“- Quería llevar la fiesta en paz, no quería echarme la furia de un vampiro encima y darle razones para matarme cuando tenía una muy grande para vivir.
-“¿¿Imprimado??”- dijo el.
-“¿Cómo Sabes?”-
-“Tus pensamientos son tan fuertes que puedo escucharlos incluso a través del teléfono”-
-“Vaya, este bueno, así es, por eso quiero hablar con Bella es mi mejor amiga”-
-“Entiendo y lo acepto pero espero que esta vez midas tus palabras lobo”-
-“Seguro, Seguro, Iré esta noche ¿está bien?”-
-“Aquí te veré Jacob”-
-“¡Hey!, no le digas a Bella lo de mi imprimación, yo quiero decirle”-
-“No hay problema, hasta luego Black”-
-“Adiós Cullen”-


La llamada me había tomado unos 5 minutos, todavía era muy temprano para pasar por April, y para ser sincero no quería estar en mi casa y recordé que ya tenía muy abandonada a la manada, así que salí de ahí, entré en fase y me dirigí a la casa de Emily.
Si quisieras enterarte de lo que acontecía con la manda lo más obvio era ir a casa de Emily, por que era ahí donde acostumbraba ir a comer toda mi familia de lobos. Y no me equivocaba, todos estaban ahí, comiendo y charlando alegremente. Solo había dos lugares vacíos: el de Leah y el mío por supuesto.

Salí de fase, me puse el short y abrí la puerta, todos volvieron la cabeza y me sonrieron al mismo tiempo y con la misma intensidad. Parecía que lo habían ensayado.

-“Hermano, que grato es verte feliz de nuevo”- era Sam, con aquel tono autoritario del Alfa.
-“Siéntate Jake, seguro estás hambriento te sirvo en seguida”- ofreció Emily.
-“Gracias”- contesté
-“Sam… lamento haber estado tanto tiempo alejado de la manada, ¿Hay algo nuevo que tenga que saber?”- estaba atrasado de noticias y era preciso ponerme al tanto, pero en cuanto terminé de formular mi pregunta la atmósfera había cambiado, todo era tensión.
-“Hemos encontrado rastros de un chupasangre muy cerca de la reserva de los Makah y cada vez se acerca más a La Push, no ha habido heridos por suerte…”-dijo Jared.
- “¿Chupasangre? No es ninguno de los Cullen ¿cierto?”-
-“No Jake, fui a hablar con Carlisle anoche y no reconoce el aroma y tampoco es alguno de ellos, me he cerciorado yo mismo”-musitó Sam.
-“Hemos estado haciendo guardias pero no ha aparecido”- masculló Seth.

Emily colocó un plato de carne asada con papas junto a mí, le di gracias, tomé un bocado y hablé de nuevo.
-“Yo haré guardia esta noche, ¡¡no quiero a ese chupasangre cerca de la reserva!!”-
-“Seguro hermano, tomarás el relevo de Quil a la medianoche en la carretera que conduce a la tierra de los Makah”- declaró Sam.

Después de eso nadie dijo nada, solo se escuchaba el chocar de platos y cubiertos. No pensaba que las cosas fueran tan mal y que un nuevo chupasangre se hubiera colado hacia nuestras tierras, teníamos que encargarnos lo más pronto posible de aquello, no queríamos poner en riesgo de nuevo a nuestras familias, amigos, inocentes, no quería poner en riesgo a April.

Era un poco tarde cuando salí de casa de Emily, me dirigí a casa por la moto pero estuve puntual en First Beach para recogerla y a escasos dos minutos April llegó a la playa.
-“Hola de nuevo Jacob… ¡Wow! tu moto esta increíble.”– masculló sonriendo.
-“Gracias, pero es hora de irnos o llegaremos tarde para ver el atardecer.”-
Se había cambiado de ropa, llevaba unos jeans desgastados y una sudadera negra que resaltaba el color miel de sus bellos ojos. Le ofrecí un casco y se lo puso efusivamente; subí a la moto y ella hizo lo mismo, se sentó atrás de mí y me abrazó fuertemente, lo cual me provocó una taquicardia fatal y un lapso de torpeza al prender el motor de la motocicleta después de tres intentos logré hacerla rugir y me encaminé hacía la carretera para llegar al acantilado.

Cuando llegamos a la parte más alta del risco detuve la moto y la ayude a bajar, se quitó el casco y bufó sorprendida:
-“¡Qué hermosa vista!”-
Al parecer sus ojos no daban crédito al paisaje que se extendía frente a nosotros.
-“Cierto es increíble”- coincidí. –“Apenas viene la mejor parte”-
Ambos quedamos en absoluto silencio, la puesta de sol comenzaba y el cielo tomaba matices desde naranja hasta el morado, pasando por un poco de amarillo era un espectáculo impresionante con ella ante tal paisaje, fue mágico, irreal, y poco a poco la noche borraba los tintes soleados y nos cubría con su oscuridad… Las estrellas salían una a una a relucir, y se reflejaban en el mar de la playa como un espejo enorme.

-“Esto fue hermoso, gracias por esto Jacob”- volteó hacia mi.
-“Cuando quieras”-
-“Me he olvidado por completo de Seattle, espero sea igual mi primer día de escuela aquí en la reserva”-
-”La escuela es genial, ya verás yo estaré ahí para apoyarte April”-
-“Gracias… Yo, bueno, gracias Jacob”-
-“No hay de que, pero vamos dime algo sobre ti mmm.....… ¿Que te gusta?”-
-“Muchas cosas… Especifica que”-
-“¿Música?”-
-“Amo el rock de los 80’s, es influencia de mis padres”-
-“Qué grupos dime no los identifico”-
-“Mmm… Jimmy Hendrix, The Eagles incluso Queen”- rió nerviosamente.
-“Tendrás que mostrarme un poco de eso ¿Sabes?”-
-“Claro, tengo bastantes Cd’s”-
-“Tu color favorito”-
-”El verde y el azul… ¿Los tuyos?”-
-“Rojo y azul… si azul”-

Bastantes preguntas surgieron de mis labios y de los de ella también, fui captando una a una sus respuestas aunque sabía que jamás las olvidaría. Eran como las ocho cuando decidimos regresar, me indicó donde era su casa resultó que vivía cerca del viejo Quil Ateara, así que no tuve problemas en llevarla. Al llegar apagué el motor y la ayudé a bajar.

-“No tengo como agradecerte esto Jake, ha sido uno de los mejores días de mi vida”- sonrió.
-“Es un placer, aunque yo te agradezco que salgas conmigo”-
-“Espero verte pronto… De verdad”- murmuró y un suave sonrojo apareció en sus mejillas.
-“Siempre que quieras”-
-“Bueno, tengo que irme, hasta pronto…”-
-“Nos veremos pronto, estoy seguro”-

Esta vez no me tomó desprevenido, nuevamente besó mi mejilla y escuché el latido de su corazón igual de desbocado que el mío, después nos separamos me entregó el casco y subió al porche de su casa, pero antes de abrir giro y me miro:

-“Deberías ponerte un suéter Jacob, te enfermarás”- Frunció el ceño mirando mis brazos y piernas descubiertos, a mí casi me da un ataque de risa.
-“Estaré bien April, no te preocupes, hasta pronto”-

Dudó un poco pero finalmente abrió la puerta y se despidió con la mano antes de entrar, me apresuré a llegar a casa de mi padre donde dejé la moto y corrí hacia el bosque, exactamente hacia la mansión Cullen, donde dejaríamos las cosas en claro la humana, el lobo y el vampiro.


7. Situaciones y Elecciones

A la velocidad que iba y en mi forma de lobo llegaría pronto a mi cita, corría mientras mis ágiles patas esquivaban árboles y piedras, mi mente vagaba entre mis pensamientos; era sumamente importante ponerle fin a la situación que se había desatado entre Bella y yo, y también sabía que el asunto de su conversión estaba latente, porque una vez que Bella tomaba una decisión no había forma de hacerla cambiar de parecer y después de que se enterara de mi imprimación lo más seguro fuera que quisiera mi apoyo.
La vida estaba llena de situaciones fáciles ó difíciles, pero lo más duro siempre es la elección. Hacer ó no hacer, actuar, hablar, continuar… Todo nos llevaba a elegir y ahora era mi turno: Apoyar a Bella ó darle la espalda. Yo ya había elegido.

Un olor sumamente dulce, empalagoso y el sonido del riachuelo me indicó que había llegado a mi destino; salí de fase y me puse el short, entones caminé hacia la enorme casa blanca y Edward estaba fuera, en el porche entre sus brazos estaba Bella, ella me sonrió tanteando el terreno y yo le respondí con una doblemente grande.

-“Hola Bella…Edward”- pronuncié su nombre e hice un gesto con la cabeza.
-“Jake que gusto me da verte”- murmuró Bella y me abrazó, Edward esperó y cuando Bella se apartó de mí la tomó de nuevo entre sus brazos.
-“Creo que deberíamos aclarar algunas cosas”- dijo Edward.
-“Tienes razón”-musité –“Bella tengo que darte una noticia, Bella yo… estoy…imprimado”- miré su rostro estaba inexpresivo, después hizo una mueca como si intentara sonreír… y finalmente lo logró.

-“Estoy muy feliz por ti Jake, no sabes cuanto”- su rostro era sonriente, apacible y unas gruesas lágrimas cayeron de sus ojos.
-“Bella, cielo ¿Qué te ocurre?- le preguntó Edward alarmado.
-“Si Bella ¿Qué tienes?“- me uní a él.
-“Sabes Jacob, eres una persona increíble y nadie más que tu merece la felicidad, deberías perdonarme…no, ambos deberían hacerlo, he sido la persona más egoísta estos últimos meses, les he hecho mucho daño y sin embargo aquí están. Jake tú eres mi mejor amigo y te amo por todo lo que has hecho por mí; Edward tú eres mi vida todo lo que necesito para vivir, el centro de mi universo y te amo. Espero de verdad que un día me perdonen”- Bella se quedó en silencio pero sus ojos aún derramaban unos tremendos lagrimones.

Estaba desconcertado, realmente no esperaba esa reacción por parte de Bella, entonces miré a Edward en busca de respuestas pero su rostro era una mezcla de sorpresa y dolor, profundo dolor.

-“No hay nada que perdonar Bella, bueno al menos no de mi parte, no te negaré que hubo momentos en que la pasé realmente mal, pero tú hiciste tu elección tenía que sobrellevarlo y ya vez… un día conocí a la mujer con la que quiero estar y tú Bella siempre serás mi mejor amiga, siempre contarás conmigo, lo sabes”- concluí.
-“¡Oh Jake, gracias!”- corrió y me abrazó de nuevo, cuando nos soltamos nos volvimos y miramos a Edward.

-“Bella, sabes mi opinión al respecto. Eres todo y más para mí, te pertenezco por siempre, todo lo que soy y fui es para ti. Te amo más de lo que podría expresar y espero tener la eternidad misma para demostrártelo, y claro está que no tengo nada que perdonarte”- Bella cruzó el espacio que la separaba de Edward, él la tomó en sus brazos y se besaron. Acto seguido di la vuelta y comencé a vagar por el jardín, era justo darles un poco de privacidad; unos segundos después ambos me alcanzaron.

-“¡Oye! No puedes irte, antes tienes que contarnos quién es la afortunada”- sonrío Bella.
-“¡Ajá! Y ustedes deben contarme como estuvo la boda ¿qué dijo Charlie y Renée?”- contesté burlonamente.
Bella y Edward intercambiaron una mirada de complicidad y me miraron, entonces Edward habló:
-“¿Te gustaría pasar? Así podríamos charlar”-
-“Seguro, seguro”- respondí.

En la sala de la mansión les conté como conocí a April y la cita que tuvimos esa misma tarde, Bella me preguntó la opinión de la manada y no contuvimos las risas cuando le conté la reacción de Billy. Después me platicaron sobre su boda, los invitados y demás detalles de la fiesta, incluso Esme la madre de Edward me enseñó un sin fin de álbumes fotográficos del “Gran Día”. No fue hasta un poco después de las 11:30 cuando me despedí para acudir a mi próxima cita, estaba justo en la entrada de la propiedad cuando Bella me llamó.

-“Un detalle Jacob…sabes cual es el siguiente paso ¿cierto?”-
-“¿Bella vampira?”- susurré- “Creo que tu decisión está tomada ¿no? ¿Qué más da lo que piense un licántropo adolescente?”- dije socarronamente.
-“A nosotros nos importa”- murmuró Edward.
-“Te apoyo Bella, los apoyo, espero lo mejor para ustedes y que sean felices juntos aunque creo que tendremos que hablar con la manada, pero eso será después ahora tengo que irme”-
-“Gracias”- murmuraron ambos- “Hasta pronto Jake”- dijo Bella.

Bajé de un salto las escaleras, me dirigí hacia el bosque y me entregué de nuevo a mi forma lobuna; rápidamente hablé con Quil.
-“Voy para allá hermano ¿alguna novedad?”-
-“Ninguna, todo en calma”- musitó

Llegué en menos de 10 minutos, tomé relevo y dejé que Quil se marchara a descansar. Comencé a patrullar la zona en busca de una señal ó rastro del chupasangre pero no había nada, así continué el resto de la madrugada hasta que llegó Embry a relevarme.
Me dirigí a casa, estaba exhausto y hambriento, cuando llegué a la entrada de la reserva tomé mi forma humana me puse el short y seguí mi camino, estaba pasando por la única tienda de abarrotes de la reserva y justamente April estaba saliendo de ella con una bolsa en la mano derecha y con la izquierda ella guiaba a un niño pequeño, era muy parecido a ella: los mismos ojos miel y la misma nariz, el mismo hoyuelo que se le hacia a April cuando sonreía, sin duda alguna el era su hermano Daniel.
avatar
BlooDan

Femenino
Cantidad de envíos : 8
Edad : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  DannyBlackCullenSwan el Sáb Ene 31, 2009 2:12 am

Que mas??
QUE MAS???
ahhhh ya dime sii?

DannyBlackCullenSwan
Admin

Femenino
Cantidad de envíos : 19
Edad : 25
Fecha de inscripción : 06/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  BlooDan el Dom Feb 15, 2009 6:00 am

Ahhh bno ps ya les posteo el nuevo capiitulo... spero les guste un bso y un abrazo enorme!!!!



8. Decisión



Mi mirada y la de April se cruzaron, ella me sonrió abiertamente y caminó hacia donde yo estaba.
-“Buenos Días Jacob”-
-“Hola April, ¿Cómo estás?”-
-“Bien, quiero presentarte a mi hermano Daniel. Hey Dan mira el es Jacob”- nos presentó, el niño la miró a ella y luego a mí.
-“Hola Jacob”- me sonrío.
-“Es un gusto conocerte”-
-“¿Qué haces tan temprano por aquí Jake?”- preguntó April.
-“El Deber llama… ¿Y tú? ¿De compras tan temprano?”-
-“Mis padres salieron muy temprano, fueron a Seattle, parece que alguien compró nuestra antigua casa. Dan y yo nos quedamos solos así que vine por algo para desayunar”-
-“Tengo una idea”- Interrumpió su hermano –“Que tal si desayunas con nosotros”- ¡Woo! Este chico me caía bien, intentaba darme tiempo extra con April, eso era muy agradable; entonces ambos la miramos.
-“Genial, ¿Jake quisieras ir a desayunar?”- preguntó nerviosamente.
-“Claro, me encantaría”- accedí rápidamente, estaba sumamente hambriento y para ser sincero quería conocer los dotes culinarios de April. Reí para mi mismo.

Tomé la bolsa que traía en la mano y caminamos hasta su auto y de ahí nos dirigimos a su casa; paramos en seco a la entrada de esta y caminamos hasta el porche, ella abrió la puerta.
-“Bienvenido Jake”- susurró Daniel.
-“Gracias”-

La estancia era igual al de todas las casas de la reserva: cuadrada y pequeña, las paredes estaban pintadas de blanco con detalles en café y marrón, una mesa redonda con 5 puestos justo a un costado de la barra de la cocina, una televisión situada en medio de la sala conformada por 2 sillones a juego cafés con mullidos cojines de tonalidades vainilla y café. Colgados en la pared un sin número de pinturas, algunas de paisajes ó lugares del mundo. Era una armonía increíble. Muy ordenado muy limpio, acogedor.

-“Pasa por favor”- dijo April, entré y me senté en una silla junto a la barra de la cocina, ella comenzó a sacar las cosas de la bolsa y después se había puesto a cocinar un omelette de champiñones, olía realmente bien y yo estaba muy hambriento.

-“¡Hey Jake! Ven quiero mostrarte algo”- dijo Daniel, toó mi mano y nos dirigimos a hacia su habitación. Era un pequeño cuarto pintado de azul, con una cama en la esquina izquierda y varios juguetes tirados en el piso; pero lo que llamó mi atención fue la esquina derecha, lo que Dan quería mostrarme: una colección de autos a escala, de todos los modelos, colores y años… era impresionante.
-“¿Qué tal? ¿Están geniales verdad?”- me miró expectante.
-“Son… ¡Increíbles!”- sonreí -“¿Puedo?”- dije señalando los autos; me echó una ojeada talvez preguntándose si estaba “capacitado” para admirar de cerca su colección.
-“Seguro”- Pronunció.
Tomé el que estaba mas cerca de mí, un Audi z8 color gris, muy elegante la calidad del material con que estaba elaborado era excelente, cada pieza estaba en su lugar, podías abrir todos los compartimientos: puertas, cofre, cajuela… sonreí y lo deje en su sitio. Miré la colección y me di cuenta de que estaban acomodados de acuerdo a la marca: Ferrari, Mercedez, BMW, VW, Porsche…
-“¿Cuántos tienes?”- pregunté
-“Como 150”- dijo orgulloso de si mismo.
-“Están Impresionantes, ¿Tú los armas?”-
-“Algunos, bueno solo he armado 10 de toda mi colección, aveces es un poco difícil”-
-“Si quieres tal vez podría ayudarte”-
-“¿En serio? ¿Tú sabes de autos?”-
-“Claro, bueno digamos que estoy en el negocio”-
-“¡Genial! ¿Es un trato?”-
-“Trato”- Sonreí y chocamos las palmes de las manos.
-“Mmm...…Chicos, no quisiera interrumpir pero ya esta servido el desayuno”- April nos habló desde la puerta.

Los tres nos sentamos en la barra de la cocina y comenzamos a comer, moría de hambre, el omelette estaba en su punto pero comí despacio no quería que se asustaran con mi manera de comer; cuando terminé el primer plato April me ofreció más y yo accedí gustoso hasta el tercer plato, ni ella ni su hermano parecieron sorprendidos de que comiera tanto, eso me hizo sentir tranquilo. Cuando terminamos de comer Daniel me abordó de nuevo:
-“He escuchado que hay muchas leyendas de aquí, de La Push, cuéntanos alguna, anda Jake”- April y él me miraban esperando mi respuesta, me puse un poco tenso pero acepté, de cualquier manera la verdad se sabría tarde ó temprano… en mi caso: más temprano que tarde.

-“Les contaré la leyenda característica del pueblo quileutes. En ella se habla de nuestra tribu quileutes ancestral y su jefe Taha Aki, el guiaba al pueblo por el buen camino alejado de las guerras y conflictos con otros pueblos; pero los quileutes tenían poderes: podían viajar, salir de su cuerpo y así en espíritu cuidaban a la tribu y sus alrededores, pero no todo era felicidad pues el guerrero Utlapa quería que aprovecharan sus poderes para obtener el territorio de los Oho y los Makah. Taha Aki declinó las proposiciones pero Utlapa insistió e insistió hasta que Taha Aki lo expulsó de la tribu; pero él tenía un plan y el día que Taha Aki salió de su cuerpo Utlapa tomó posesión de él, claro que sin antes destrozar su propio cuerpo dejando a Taha Aki vagando solo, en espíritu. Pasó el tiempo y Utlapa en el cuerpo del jefe hizo y deshizo con la tribu y todas sus leyes, Taha Aki estaba desesperado y mientras vagaba por el bosque encontró a un lobo y lo envidió tanto por tener un cuerpo que el mismo lobo le cedió un espacio dentro de su cuerpo para poder comunicarse con su gente y poner las cosas en claro, fue difícil pero al fin Taha Aki desenmascaró a Utlapa. Al querer regresar a su cuerpo Taha Aki se dio cuenta él y el lobo se habían vuelto uno solo… y de ahí en adelante las nuevas generaciones podían cambiar de su forma humana a lobuna.”-

-“Se dice que el linaje se conserva hasta nuestros días, incluso aquí en la reserva está prohibida la caza y matanza de lobos.”-
-“¿Se convierten en lobos? ¿Lobos de verdad?”- murmuró Daniel con los ojos como platos.
-“Vamos Dan, es solo una historia”- dijo April tratando de calmarlo.
Me reí fuertemente para quitarle el susto a Daniel y funcionó pues los tres terminamos riendo a carcajadas. Después quedamos en silencio, April y Dan se pusieron a recoger la mesa y me uní a ellos, entonces miré el reloj que estaba junto al refri, eran las 10:00am.

-“¿Las 10? April tengo que irme” murmuré asombrado por lo tarde que era ya.
-“Esta bien no te preocupes”- me sonrió y los tres caminamos hacia la puerta.
-“Algún día vendrás a ayudarme con mis autos ¿verdad?”-
-“Claro Dan, es una promesa”- chocamos puños y palmes en una especie de despedida, Dan entró a la casa y luego miré a April.
-“Siempre es un gusto verte Jake y espero encontrarte otra vez… no me importaría que fuera hoy mismo”- dijo tímidamente aunque el rubor en sus mejillas era muy evidente.
-“Créeme, a mi tampoco me importaría, creo que sería una buena idea, claro si es que puedes”-
-“Claro como a eso de las 6:00 pero ¿dónde?”-
-“¿Qué te parece en mi casa?, ¿Paso por ti a las 6:00?”-
-“Seguro Jake, hasta en la tarde”- murmuró y luego dio un paso hacia mí para despedirse con un suave beso en la mejilla.

Salí de ahí y me dirigí a mi casa, estaba cansado tenía tiempo justo para entrar en fase hablar con Sam y dormir un poco antes de encarar a April con la verdad. No tardé mucho tiempo en llegar a casa, me dirigí al bosque y entré en fase.
-“¡Sam!”- pensé rápidamente.
-“Jake ¿Cómo salió todo? Según los reportes de Embry y Quil no hay señales del chupasangre.
-“Yo tampoco vi nada pero hay no hay que fiarnos, supongo que quiere tomarnos desprevenidos.”-
-“Eso mismo pensé yo así que tendremos que vernos pronto para planear una buena estrategia.”-
-“Lo siento pero hoy no… tengo que hablar con April y decirle todo sobre mi condición.”-
-“entiendo hermano, entonces será esta noche yo te aviso donde”-
-“Está bien Sam”-
-“Suerte con eso Jake. Adiós.”-

Salí de fase y regresé a mi casa. Billy no estaba y no me extrañaba. ¿Qué haría tan solo ahí? No llegué ni siquiera a mi cama, me desplomé en el sillón, los párpados me pesaban como si fueran dos yunques y no resistí, me quedé dormido.
No estoy seguro de cuanto tiempo pasó pero desperté cuando me caí del sillón rodé por el piso. Desde el suelo busqué el reloj con la mirada, eran las 5:30 me incorporé de un brinco fui a mi cuarto y me puse ropa limpia, tomé una manzana de la cocina y salí hacia el garaje para ir por April en mi VW Rabbit. Llegué ahí puntual a las 6:00 no pasó ni un minuto y April salió por la puerta con una sonrisa radiante en el rostro y una chamarra bajo el brazo. Subió al auto y me saludó.

-“¿Qué tal Jake? ¿Que haremos?”- me preguntó.
-“Iremos a mi casa, es que necesito decirte algo.”-
-“Algo… ¿Sobre qué?”- preguntó alarmada
-“Prefiero dejarlo para cuando lleguemos, en serio debes tomarlo con calma.”- susurré lentamente.
-“Está bien”- cedió aunque seguía inquieta.
Llegamos a la casa y entré al garaje, estacioné el auto en su lugar habitual y ambos salimos de él.
-“Tú dirás”- murmuró, aunque no estaba enojada más bien preocupada, muy preocupada.

Sabía que ya no había marcha atrás, le diría la verdad: la verdad de mis sentimientos, la verdad de mi condición y mi vida, le diría que yo era un hombre lobo.
avatar
BlooDan

Femenino
Cantidad de envíos : 8
Edad : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Situaciones y Elecciones (Jacob Black) completo.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.